M logo
Youtube logo Instagram logo Twitter logo Facebook logo
Zirimiri

Mi pareja me aleja de mis amistades: ¿Estoy en una relación sana?

Z TRENDS

17 de Diciembre de 2018

Uno de los temas de discusión recurrente en la pareja suele ser el de las amigas y amigos, o dicho de otra manera, qué posición ocupan éstas/os una vez que se inicia una relación de noviazgo. Las amistades de una parte de la pareja se convierten en muchas ocasiones en origen del malestar de la otra parte, o incluso de una misma, cuando no se puede conciliar ambos intereses. No son pocas las ocasiones en las una persona se siente obligada a realizar una elección excluyente. O ellas/os o yo. 

Ante el surgimiento de conflictos, son muchas las chicas que abandonan sus amistades a favor de la relación. No resulta igual en el caso de los chicos, quienes manejan un código masculino de amistad que se antepone a todo. De hecho, y si te apetece reír amargamente de los mandatos de la amistad masculina, te sugerimos pinchar este link en el que podrás leer con asombro algunas cosillas que seguro no te resultan tan ajenas:

En el fondo está en juego la desconfianza, los celos, las inseguridades y ¡cómo no! los mitos del amor romántico, que legitiman la exclusividad y la demanda de todo el tiempo disponible de la pareja en nombre del amor. 

Lamentablemente casi nadie reconoce sus propias dificultades ni identifica las creencias erróneas que están a la base de esa concepción del amor tan compartida y a la vez tan equivocada y contraria al verdadero amor….. , así que resulta prácticamente inevitable utilizar argumentos que responsabilicen y culpen al resto, incluso a la pareja, de unos problemas propios que llegan a justificar la necesidad de ejercer conductas de control. Y es que “los demás se convierten en enemigos de la relación”.

Los amigos chicos se convierten en una amenaza. Son rivales. Lo habitual es tratar de que “desaparezcan”, porque … ¿no ves cómo te mira? Le gustas y tú lo sabes…y no me gusta que estés con él”. Las amigas, por su parte, suelen ser “unamala influencia….” Sobre todo si no tienen novio, porque están más “sueltas”, reclaman pasar más tiempo con su amiga o cuestionan el comportamiento y las actitudes de ese novio. Es decir, también “amenazan” la relación.

Estos son los testimonios reales de algunas jóvenes ¿os suenan?

María: “…si voy hacer algo que no le gusta, claramente, yo sé que va a intentar controlarme, en plan… para que no lo vuelva hacer…”
Eva: “un novio que tuve hace tiempo sí que me miraba las conversaciones de móvil y así, para ver con quién hablaba. A veces no se lo dejaba pero me lo quitaba de las manos”
Sara: “cuando estoy con mis amigas uso el móvil para hablar con mi novio, y si estoy con mi novio, la verdad es que lo uso menos porque no tengo ya con quién hablar”
Ivonne: “Me llama todo el rato para ver dónde estoy, qué hago, con quién… cuando sabe que estoy en casa. Pero, igual, estoy en clase y me manda un montón de mensajes. O por lo que sea me he despertado de madrugada, me he metido, he mirado el móvil, y vale… pues la última conexión a la mañana, y ya ¡vamos!, me monta el Santo Cristo porque se piensa que he estado hablando con alguien. Nunca le he hecho nada para que… ni le he engañado ni le he mentido ni nada. Bueno, una vez, y fue una tontería. En fiestas de mi barrio, que me apetecía salir un día y él no me dejaba, pero es que él no me tiene que dejar ¿sabes? Entonces yo salí. Y mira… me llamó puta, reventada, esto, lo otro, que estarás con tíos, que pa aquí… y nada, esa es la única vez que le he mentido.
Leticia: “Yo creo que llevamos bastante tiempo y que tendría que confiar en mí. Es lo que me molesta. Y me dice que sí confía en mí, pero parece que no, ¡todo lo tiene que saber!. Muchas veces le grito. Me llama y le grito. Parece que tiene que saber desde que me levanto hasta que me duermo los pasos que doy, dónde me tropiezo y cuándo toso ¡y no me da la gana!. Me tiene harta”.
Izaskun: “Yo se lo he dicho a él… hace dos días se lo he dicho: yo creo que tú no me quieres, tú tienes obsesión conmigo. Y no es que me quiera ni nada, es que no quiere que esté con nadie. No me quiere para él ni para nadie…porque luego, conmigo, sólo queda una vez a la semana, y eso que vive a cuatro pasos de mi casa, con eso te lo digo todo.
Lourdes: “Me hace mucho chantaje y me dice: con todo lo que he hecho por ti no me puedes hacer esto…. pero es que también pienso que no me va a querer nadie, porque él muchas veces me dice que no me va a querer nadie”.
Zuriñe: “Él siempre me quería mirar el móvil y lo terminaba mirando, y todo el rato ¿dónde estás? ¿Con quién estás?… o sea, era todo el rato… era la pregunta del millón, a cada instante, ¿dónde estás? ¿Y con quién? ¿Y qué haces ahí? ¿Y qué gente hay? ¿Y no estas con chicos?, y ese tipo de cosas. 

Y ahora podemos preguntar ¿es esto amor?

Test: ¿Te controla tu pareja?

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando entendemos que estás de acuerdo con su utilización. Leer más

ACEPTAR